El ser humano recuerda:

el  1% de lo que toca,

el 2% de lo que oye,

el 5% de lo que ve,

el 15% de lo que degusta

 el 35% de lo que olemos.

El olfato es el sentido más desarrollado y la memoria puede recordar hasta 1.000 aromas. El olfato altera las percepciones cerebrales y las emociones influyendo en los deseos produciendo un gran efecto en la experiencia del cliente ya que la emoción que provoca un olor puede ser decisiva en el momento de la compra , en el recuerdo de la marca y en la experiencia vivida con ella.  Entonces¿A que huele tu marca? Si te estás preguntando esto ahora mismo en Belowactions- Marketing no convencional te daremos la respuesta….

En 2010 la cadena de minicasinos GOLDENPARK nos hizo la misma pregunta y como resultado del briefing analítico creamos su aroma corporativo y aromatizamos 21 salas. El resultado no se hizo esperar y la vinculación olfativa con sus clientes permanecerá en sus memorias durante muchos años.